La nueva ruralidad en America Latina

  • View
    8.060

  • Download
    3

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Autor: Hubert C. de GrammontD.R. © 2004. Universidad Nacional Autónoma de México-Instituto de Investigaciones Sociales. Revista Mexicana de Sociología, año 66, núm. especial. 2004, México, D. F., pp. 279-300. ISSN: 0188-2503/04/06605-18/USD 2.50 ($ 20.00)

Text of La nueva ruralidad en America Latina

La nueva ruralidad en Amrica LatinaHUBERT C. DE GRAMMONT

La fin de la socit paysanne ne coincide pas avec la dsagrgation de la socit rurale. (Brun et al., 1992)

transformaciones del campo latinoamericano son tan profundas que no solamente hay que hablar de cambio, sino de transicin de una sociedad agraria organizada en torno a la actividad primaria hacia una sociedad rural ms diversificada.1 La relacin campo-ciudad es ahora mucho ms compleja que la vieja relacin dicotmica, caracterizada por el intercambio desigual y la migracin de los pobres del campo hacia las ciudades para conformar el ejercito industrial de reserva. La conceptualizacin de lo rural, como espacio ocupado por grupos sociales relacionados con la produccin agropecuaria, en contraste con lo urbano como espacio ocupado por grupos sociales relacionados con la industria y los servicios, ya no tiene valor explicativo en el marco de la globalizacin del capital (Garca Bartolom, 1996). La vida rural, tradicionalmente asociada con la actividad agropecuaria, abriga ahora una diversidad de actividades y relaciones sociales que vinculan estrechamente las aldeas campesinas con los centros urbanos y la actividad industrial. Ahora el campo no puede pensarse sectorialmente, slo en funcin de la actividad agropecuaria y forestal, sino que debe tomar en cuenta las demsEste artculo es parte de un trabajo mayor, en preparacin, para el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales sobre el concepto de nueva ruralidad.D.R. 2004. Universidad Nacional Autnoma de Mxico-Instituto de Investigaciones Sociales. Revista Mexicana de Sociologa, ao 66, nm. especial. 2004, Mxico, D. F., pp. 279-300. ISSN: 0188-2503/04/06605-18/USD 2.50 ($ 20.00).1

C

ON LA GLOBALIZACIN, LAS

280

R EVISTA M EXICANA DE S OCIOLOGA , AO 66, NMERO ESPECIAL, 2004

actividades desarrolladas por su poblacin, a nivel local, regional, nacional e internacional (Aras, 1992 a y b; Lara, 1993; Reardon et al., 2001; Schejtman y Berdegu, 2003). El concepto de nueva ruralidad representa esta mutacin. La discusin en torno a la nueva ruralidad es sumamente compleja porque involucra numerosos fenmenos, pero podemos sintetizar sus grandes tendencias de la siguiente manera. 1) Desaparecen los dos grandes campos geogrficos, econmicos y sociales que dominaron el mundo capitalista desde sus orgenes hasta la actual globalizacin el campo y la ciudad como dos mundos diferenciados aunque complementarios. 2) Hablamos de la urbanizacin del campo porque en ste se incrementan las ocupaciones no agrcolas; los medios masivos de comunicacin (radio, televisin, telfono o radio de onda corta) llegan hasta las regiones apartadas, las migraciones permiten el establecimiento de redes sociales y la reconstruccin de las comunidades campesinas en los lugares de migracin, con lo cual nace el concepto de comunidad transnacional. Pero tambin hablamos de la ruralizacin de la ciudad tanto porque las ciudades latinoamericanas parecen ranchos grandes debido a la falta de desarrollo urbano,2 como por la reproduccin de las formas de organizacin y la penetracin cultural de los migrantes campesinos e indgena en las barrios perifricos en donde se establecen. Antes se planteaba que el desarrollo econmico supona la aculturacin de los indgenas, hoy se constata la presencia de procesos de hibridacin (Garca Canclini, 1990) en los cuales la cultura indgena se urbaniza a la vez que la cultura urbana se indianiza. 3) Las mismas tecnologas revolucionan la vida en el campo y en la ciudad, en particular las telecomunicaciones, la biotecnologa y la informtica. Las empresas transnacionales marcan las pautas del desarrollo en el campo a travs del control de las cadenas producti2 Richard Knight (1989) hace la distincin entre el proceso de urbanizacin y el de desarrollo de la ciudad. El primero consiste en el incremento de la poblacin que reside en las ciudades, el segundo responde al proceso de organizacin racional de las funciones urbanas. Es porque en los pases pobres hay urbanizacin sin desarrollo urbano que enormes ciudades parecen ms bien pueblos grandes (con una importante actividad de traspatio para la sobrevivencia de la familia) que urbes modernas.

LA NUEVA RURALIDAD EN AMRICA LATINA

281

vas y de la agricultura a contrato. Es por eso que las formas de explotacin de la fuerza de trabajo en la produccin agrcola e industrial de punta se asemejan cada vez ms. 4) La poblacin rural no agrcola adquiere mayor importancia y conforma unidades familiares plurifuncionales que se reproducen a partir de la combinacin de las diferentes actividades econmicas de sus miembros. As mismo, en las unidades de produccin campesina e incluso en las empresas agrcolas familiares los ingresos no agrcolas adquieren mayor relevancia. En muchas regiones, la migracin para buscar un ingreso complementario ya no es un fenmeno secundario, sino que es un mecanismo fundamental en las estrategias econmicas del hogar. 5) La desigualdad social, la pobreza y la marginacin son fenmenos que sustituyen la idea del desarrollo y de la integracin nacional. 6) El problema de gnero atraviesa todos los problemas mencionados y la cuestin tnica se desprende de la cuestin campesina. 7) La conservacin del medio ambiente es una exigencia cada vez ms apremiante que ha empujado a algunas instituciones internacionales en particular el Instituto Interamericano de Cooperacin para la Agricultura (IICA), as como a instituciones nacionales a buscar nuevas metodologas para la definicin de las polticas pblicas (IICA, 1999). La nueva ruralidad es, entonces, una nueva relacin campociudad en donde los lmites entre ambos mbitos de la sociedad se desdibujan, sus interconexiones se multiplican, se confunden y se complejizan. Algunos autores que quieren destacar la importancia de los cambios vividos as como de las nuevas polticas propuestas hablan de la existencia de una nueva sociologa rural latinoamericana (Amtmann y Blanco, 2003). En el primer inciso de este trabajo analizamos los enfoques existentes acerca de la nueva ruralidad, as como las diferencias que existen entre Amrica Latina y los pases ricos (Estados Unidos y Francia). En el segundo hacemos una revisin histrica del surgimiento del concepto.

282

R EVISTA M EXICANA DE S OCIOLOGA , AO 66, NMERO ESPECIAL, 2004

1) LOS DIFERENTES ENFOQUES SOBRE LA NUEVA RURALIDAD Existen dos grandes enfoques para abordar el estudio de la nueva ruralidad. Por un lado, el enfoque que estudia las transformaciones econmicas, sociales y polticas de la sociedad; por el otro, el enfoque que estudia cules deben ser las polticas pblicas para responder no slo a las nuevas situaciones existentes en el campo (produccin agrcola, manufactura a domicilio, maquiladoras, pobreza, migracin, etc.) sino para que ste cumpla con todas las funciones que hoy se le atribuyen: en Europa se enfatiza la conservacin del medio ambiente, mientras que en Amrica Latina se busca, adems, fomentar un desarrollo equitativo. El primer enfoque privilegia el estudio de la relacin local-global con sus cadenas productivas y los efectos de las migraciones, mientras que el segundo parte del anlisis del territorio y pone en el centro de sus preocupaciones el desarrollo sustentable. En el primer caso podemos hablar de un enfoque societal y en el segundo prevalece la visin de la economa poltica y de las polticas pblicas.3 Ambos deberan ser complementarios, pero es forzoso constatar que a menudo existen fuertes discrepancias en cuanto a sus metodologas y muy pocas conexiones en cuanto a sus aplicaciones concretas. En Amrica Latina los dos pases que hicieron un mayor esfuerzo para crear una nueva estructura institucional territorial basada en los gobiernos locales (municipios) para impulsar polticas territoriales de desarrollo son Colombia con el Programa de Desarrollo Integral Campesino y Bolivia con la Ley de Participacin Popular. Por su lado, Mxico ha hecho poco con su Ley de Desarrollo Rural Sustentable (que no se puede aplicar cabalmente por falta de reglamento) y los Distritos de Desarrollo Rural. Existe un tercer enfoque (Riella y Romero, 2003; Graziano Da Silva, 2001) que considera que la nueva ruralidad corresponde ms bien a unamirada distinta sobre la vieja ruralidad latinoamericana. El trmino de nuevo no parece significar la emergencia de transformaciones amplias y profundas, sino ms bien nos muestra algunas facetas de la

3

Sobre este mismo tema vase Bonnal et al., 2003.

LA NUEVA RURALIDAD EN AMRICA LATINA

283

realidad social rural que quedan ocultas por los enfoques agraristas. Todo parece indicar que este concepto es en especial una forma distinta de percibir los espacios rurales y sus problemas contemporneos, y no necesariamente la emergencia de nuevos fenmenos (Riella y Romero, 2003: 157).

Estos autores tienen razn en recalcar que no todo es nuevo, pero la importancia relativa de cada fenmeno y el contexto general han cambiado en tal forma que el panorama rural es profundamente diferente porque se han construido nuevos territorios, nuevos actores sociales, nuevas relaciones sociales, en fin, una nueva sociabilidad no slo en el campo mismo, sino en su relacin con la ciudad. La dificultad consiste en entender cules son los rasgos comunes de esta nueva realidad para el conjunto de los pases de Amrica Latina y cules son las especificidades de cada pas, as como cules son las semejanzas y diferencias con los pases desarrollados. Mientras en Amrica Latina se apuntalaba el trmino de nueva ruralidad, en Europa se replanteaba el problema de la ruralidad. Como lo recuerda Garca Bartolom (1996: 35) para la Comunidad Europea, a principios de los aos noventalas sociedades rurales en el nivel nacional, comunitario y en el contexto de los pases industrializados estn atravesando importantes modificaciones, que exigen una revisin de las conceptualizaciones tericas clsicas de lo rural y lo